piel sensible

¿Qué tipo de piel sensible tienes?

Es una verdad cruel que una vez que estás en la edad en la que todo debería ser más relajado, tu piel va por el camino contrario: se pone roja, irritada y escamosa por lo más mínimo, es decir, tienes una piel sensible.

Más del 50% de las mujeres sufren de piel sensible

¿La razón?  Quizás esa búsqueda por una piel de aspecto más joven puede ser la culpable y es que las mujeres suelen utilizar tantos nuevos productos que pone a disposición el mercado, que al final  desarrollan irritaciones en su piel.

Otras personas abusan de la exfoliación con demasiada frecuencia, en otros casos, se trata del estrés de la vida cotidiana y las alergias ambientales que también hacen que nuestra piel sea más propensa a las irritaciones.

Antes de comprar productos etiquetados para pieles sensibles, te sugerimos averiguar lo que realmente está causando este problema en tu piel. Aquí te presentamos algunos síntomas comunes, y las formas adecuadas para su tratamiento:

Piel tensa y con comezón

Esto podría significar que tu limpiador habitual es demasiado seco.

Evita el lauril sulfato de sodio y el lauril éter sulfato de amonio, que son detergentes agresivos utilizados muy comúnmente en limpiadores faciales y jabones cuyo objetivo es descomponer los lípidos naturales de la piel. Cuando esto sucede la humedad se filtra hacia fuera y como consecuencia tendremos irritación.

Lo primero que te recomendamos es no lavar la cara con jabón más de una vez al día. Más bien lo recomendable es lavar y aplicar una crema hidratante de cara en lugar de un limpiador por la mañana o simplemente salpica  un poco de agua sobre la piel para mantener la humedad. A continuación, aplica una crema hidratante de calidad, como Bioderma Sensibio, producto que recomendamos altamente.

Ardor y escozor

Esto puede significar una sobrecarga de uso de algún producto anti-envejecimiento. Muchos de los ingredientes de este tipo de cremas anti-envejecimiento en tu rutina pueden hacer que la piel no lo tolere.

Cuantos más productos utilices, mayor será la probabilidad de que tu piel reaccione. Por otra parte, la mezcla de diferentes ingredientes anti-envejecimiento, como los retinoides y ácidos alfa-hidroxi, que se usan como exfoliantes, al combinarse en una producto tendrá un doble efecto exfoliante que aumentará el potencial de irritación.

Usa una crema hidratante o suero enriquecido, como la marca Bioderma Sensibio y fíjate en los componentes de tu crema y en aquellas que incluyan ingredientes como péptidos o niacina, ayudarán a reducir el riesgo de irritación.

Rubor a veces acompañado de pequeños granos rojos

Quizás tengas rosácea. Esta se caracteriza porque los vasos sanguíneos se hinchan y producen enrojecimiento ante el primer aviso de frío, calor, viento, estrés o hasta con los alimentos picantes.

Lo recomendable es un bloqueador solar de 30 SPF, ya que la exposición al sol rompe las estructuras de apoyo alrededor de los vasos sanguíneos, como el colágeno, causando un enrojecimiento exacerbado.

Usa filtros con dióxido de titanio y óxido de zinc que te protegen sin causar irritación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *