convivencia tecnológica

Nos leemos más tarde: la convivencia tecnológica

Una mañana, una tarde, una noche en compañía de tu celular es la mejor cita que podemos tener; y no es mentira, ya que a pesar de estar con otras personas a nuestro alrededor, siempre solemos estar en soledad con nuestros dispositivos en donde llevamos a cabo toda la convivencia tecnológica a pesar de estar sentados uno junto al otro y poder entablar una conversación sin estar revisando a cada rato nuestro celular por todo lo que en él tiene destinado para nuestro entretenimiento y retroalimentación.

Ya no es “Te veo luego” sino “Te leo más tarde”

Gracias a que la convivencia tecnológica es lo que impera hoy en día, hasta nuestro lenguaje ha cambiado radicalmente pues ahora solemos usar en nuestra forma de hablar palabras o frases que antes ni sabíamos que podía ser una realidad, pues ahora cuando alguien necesita de nuestra ayuda, basta con hacer viral un video o un mensaje o hasta hacer una cadena de oración para no sólo compartirla en redes sociales sino también en servicios de mensajería como el famoso WhatsApp.

La convivencia tecnológica ha formado toda una población que es un mundo en donde aquellos que no conviven en el plano digital, están fuera de moda y por ende suelen ser rechazados por la población que sí está en “tendencia”, por lo que los que están fuera de convivir con ellos de forma digital, quedan fuera hasta de las noticias que en el plano digital se esparcen y “es que esto no te hubiera pasado si tuvieras redes sociales”, la frase típica de la nueva vida que la tecnología ha puesto en nuestras manos para que todos la necesitemos, aún los que se niegan a entrar en este juego tan entretenido.

La burla mediática

Que si tu, que si yo… este es el comparativo que muchos que dominan la tecnología han hecho en contra de los que piensan que la convivencia tecnológica que domina al mundo ha venido a desfavorecer la vida, y es que cuando una persona, como lo dijimos antes, no está inmiscuido en todo el terreno digital, suele ser rechazado por aquellos que sí, tachándolos de pobres y hasta de incultos, peor no hay que confundirnos con esto, no por estar dentro del plano digital nos volvemos más cultos sino que estamos en tendencia pero no tiene que ver nada con el nivel de educación que tenemos.

Usar la tecnología a nuestro favor llega a algo más allá de las redes sociales y todas las herramientas que tenemos para ser blogueros, sino que estamos hablando de todo lo que nos ayuda a mejorar el mundo pero es cierto que esto también trae sus consecuencias y una de ellas que se ve más afectada es la nueva forma de comunicarnos por medio de la convivencia tecnológica, algo que muchos han terminado aborreciendo por la lastimosa situación de la falta de comunicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *